Make your own free website on Tripod.com

Reciclar para vivir

El reciclaje es una de las alternativas utilizadas en la reducción del volumen de desperdicios sólidos. Este proceso consiste en volver a utilizar materiales que fueron desechados, y que aún son aptos para elaborar otros productos o refabricar los mismos. El reciclaje implica el regreso de materiales recuperados, que no se pueden usar más en el proceso manufacturero en sus etapas primarias, como la molienda y la fundición. Ejemplo de materiales reciclables son los metales, vidrio, plástico, papel y cartón entre otros.

Según The
National Consumer League, con sede en Washington, D.C., los envases de cristal son de 100% reciclables, por lo que no deben tirarse a la basura.

El aluminio, por su parte, se puede reciclar una y otra vez. Al utilizar aluminio reciclado se economiza hasta un 95% de la energía necesaria para hacer latas nuevas.

Conforme se va reciclando el papel, su calidad disminuye. No obstante, reciclar una tonelada de papel equivale a salvar 17 árboles de ser cortados.

Los metales básicos, tales como hierro, aluminio, plomo, estaño, zinc y cobre, constituyen materias primas de uso generalizado que deben ser cuidadosamente administradas para beneficio de las generaciones futuras.


Esfuerzos de Reciclaje

En México existen cerca de 600 empresas dedicadas al negocio del reciclaje. Por medio de tecnologías actuales, estas organizaciones tratan de acabar con el problema de la basura. Por ejemplo, algunas compañías de industria metalúrgica han desarrollado una tecnología que permite el reciclaje de residuos y subproductos industriales en materia de metales no ferrosos, particularmente estaño, cobre, plomo, zinc y aluminio.

Asimismo, llevan a cabo constantes adecuaciones a sus equipos de producción para cumplir con las normas ecológicas más estrictas.

Por otra parte, en Austria se ha desarrollado una tecnología de reciclaje composición que provee materiales con propiedades claramente mejoradas, en comparación con el material virgen. Los mejoradores de propiedades, o agentes reforzadores, se pueden introducir en el proceso de reciclaje según se requiera, y eso garantiza que el material compuesto podrá satisfacer requisitos muy rigurosos. Un ejemplo de esto es el polipropileno reciclado, material que se puede reciclar indefinidamente y que sirve para hacer estuches de discos y cintas, así como otros empaques, álbumes de fotos, y capas protectoras de pintura. Tiene gran resistencia y puede competir ventajosamente con otros materiales vírgenes.

Técnicas como estas abren nuevos mercados a la industria del reciclaje y permiten usar desperdicios como un recurso de bajo costo cuando se requieren materiales estructurales de alta calidad.


El Futuro

Muchos países han invertido en tecnologías de reciclaje para el futuro. Un ejemplo se puede ver en América Central, donde altos funcionarios del Environmental Enterprises Assistance Fund, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Gobierno Suizo establecieron la
Corporación Financiera Ambiental, que es un fondo de inversiones que apoyará a pequeñas empresas privadas de la región cuyos proyectos beneficien al medio ambiente. La inversión es de casi cinco millones de dólares.

Algunas de las empresas que obtendrán beneficios de este fondo son las que se dedican a la energía renovable, eficiencia de energía, tratamiento de aguas, reducción de la contaminación, agricultura y silvicultura sostenible, reciclaje y ecoturismo.


Recomendaciones para el Reciclaje

Reciclar lo más posible en casa. Algunas acciones concretas y sencillas son no desechar los cuadernos escolares si aún tienen hojas utilizables, o reutilizar las botellas de agua y otros frascos y recipientes.

No mezclar los desperdicios. Lo ideal es tener cuatro recipientes para la basura: uno para vidrio, otro para aluminio, otro para papel y un cuarto para materia orgánica. En el último de los casos, tener dos: uno para materiales reciclables y otro para la materia orgánica.

Para disponer de los desperdicios separados, pregunte en la escuela a donde acuden sus hijos. En general, las instituciones de enseñanza están bien informadas sobre los esfuerzos concretos de protección al ambiente y reciclaje que se realizan en cada comunidad. Además hay algunas organizaciones, como
Vitro, que reciben envases de vidrio para reciclarlos.

Usar productos de materiales reciclados (los productos reciclados tienen en la etiqueta un símbolo que así lo indíca)

Los envases de plástico o de vidrio, como botellas de jugo, leche, agua, aderezos, detergentes y otros, deben ser enjuagados antes de tirarse, para evitar olores desagradables o la reproducción de microorganismos.
 

copyright © Excelencia y Creatividad Empresarial 1991-2002

REGRESAR